Critica Arquidiócesis de Xalapa a gobernador morenista de Veracruz

A dos meses de que el morenista Cuitláhuac García Jiménez asumiera el gobierno de Veracruz, la arquidiócesis de Xalapa lanzó una fuerte crítica al desempeño de su administración.

En un comunicado dominical firmado por el vocero de la iglesia católica, José Manuel Suazo Reyes, se dijo que “la llegada de una nueva administración en el gobierno de Veracruz, el día 1 de diciembre de 2018, generó muchas expectativas en los ciudadanos. La gente se ilusionó por la llegada de un nuevo gobierno dado que las promesas de campaña habían sido muy generosas”.

“Sin embargo, a medida que pasan los días, se van acumulando algunos fracasos. Pareciera que hay muchas cabezas y que las torpezas de unos pocos están echando a perder el poco trabajo de otros. La gente ha ido perdiendo la confianza. Lamentablemente el desánimo y el desencanto van ganando terreno. Y es que no se puede invocar la novatez, ni la curva de aprendizaje para justificar los desaciertos que en estos 74 días de la nueva administración gubernamental de Veracruz están a la vista de todos”, acotó el comunicado.

La arquidiócesis dijo que “no estamos para improvisaciones, seguramente se necesita evaluar los resultados y la eficiencia de los colaboradores del gobierno. Hay señales claras de que algunos ‘recomendados’ no están funcionando, y por lo mismo es tiempo de tomar decisiones. Se observa que falta oficio político y que el ambiente se está enrareciendo. No hay que esperar a que el Estado se encienda, para actuar”.

La iglesia católica señaló que Veracruz “requiere dirección, un proyecto bien definido y mejores resultados ante las grandes necesidades que vive la gente”. La arquidiócesis de Xalapa, que encabeza Hipólito Reyes Larios, dijo en su comunicado dominical que “¡Ya no queremos más sangre derramada en Veracruz! ¡Ya no más muertes y desapariciones! ¡No más ejecuciones, ni violencia! ¡No más dolor y miedo en la población! Queremos un Veracruz en Paz y el gobernante debe trabajar sin descanso hasta no lograrlo”.

En Veracruz se han acumulado 300 homicidios en los dos meses del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, de los cuales al menos 30 han sido asesinatos cometidos en contra de mujeres. Además, hay un repunte importante en casos de secuestros, pues se han acumulado más de 70 casos en ocho semanas, una cifra que equivale a la mitad de los casos registrados durante todo el 2018.

La violencia en algunas ciudades como la capital del estado se ha recrudecido, a tal grado ,que los homicidios se cometen en zonas comerciales, y a plena luz del día. La semana pasada, los homicidios ocurridos en diferentes puntos de la geografía veracruzana dieron lugar a que ocho menores de edad quedaran huérfanos.

“Lamentamos la pena y el sufrimiento que enfrentan muchas familias veracruzanas a causa de sus hijos devorados por la imparable violencia que caracteriza a nuestro Estado. Nos unimos al clamor generalizado de la gente que espera que ya se resuelvan los grandes problemas que nos aquejan.

Las autoridades gubernamentales no pueden perder el tiempo en pleitos sin sentido, en caprichos infantiles que causan el enfado de la sociedad. Se necesita una verdadera transformación que traiga oportunidades de progreso a los ciudadanos, no que los enfrente en bandos de buenos y de malos”, dice la misiva firmada por Suazo Reyes.

La arquidiócesis lamentó la situación de violencia e inseguridad que se ha incrementado en las últimas semanas. “Este ambiente de violencia afecta el tejido social, lastima a las personas, las envenena con el resentimiento, el miedo, la angustia y el deseo de venganza. Todos los días, los medios de comunicación dan cuenta de asesinatos, secuestros y levantones; ya no es extraño escuchar balaceras, incluso en lugares concurridos. Muchas personas viven con la angustia de sentirse indefensas ante la amenaza de la violencia”.

En su mensaje, la Iglesia católica veracruzana dijo ver con esperanza el despertar de la sociedad civil que se manifiesta en contra de la corrupción y de la impunidad y que se mantiene alerta del proceder de sus gobernantes, reclamando sus derechos y defendiendo las instituciones y sus libertades.

“Vemos con buenos ojos la propuesta de Coparmex Veracruz y del Sistema Estatal Anticorrupción de promover la iniciativa Hacia una agenda ciudadana anticorrupción, donde están incluidos los 11 compromisos anticorrupción propuestos desde Coparmex Nacional”.

Dijo que a través de esa iniciativa se busca “fortalecer la promoción y desarrollo de políticas y acciones en materia de rendición de cuentas, prevención y combate a la corrupción; fomento a la cultura de la legalidad, ética ciudadana y conciencia social”.

Esperamos que las cosas mejoren. Desde nuestra identidad, estamos dispuestos a colaborar en la construcción de una cultura de paz y de vida, que traiga nuevos horizontes y contribuya a la reconstrucción del tejido social”.