Ven en Dos Bocas mal sitio para la refinería

Tabasco se ha visto históricamente afectado por eventos extremos, como huracanes e inundaciones en los últimos 20 años, lo que convirtió prácticamente a toda la costa en una zona muy vulnerable a los impactos del cambio climático, revela un estudio del Instituto de Geografía de la UNAM.

Gustavo Ampugnani, director ejecutivo de Greenpeace México, en entrevista con Grupo Cantón, señaló que el estudio ‘Índice de vulnerabilidad costera del litoral tabasqueño’ realizado en 2016, revela que el litoral de 200 kilómetros, repartido entre Huimanguillo, Cárdenas, Paraíso y Centla, que en conjunto albergan 147 localidades, presenta uno de los mayores riesgos en todo el Golfo.

“Es una de las zonas costeras de mayor vulnerabilidad debido al aumento del nivel del mar y a la erosión por el aumento del oleaje. El nivel del mar está aumentando a consecuencia del cambio climático, esto está comiéndose literalmente la línea de costa en algunas partes del Golfo de México, principalmente en estas partes más bajas que corresponden a Tabasco y Campeche.

“Entonces, es una zona que está expuesta a eventos extremos que se pueden potenciar por el cambio climático, como el aumento del nivel del mar, la erosión costera y los huracanes”, indicó Ampugnani.

El director de Greenpeace señaló que “esto no significa que no se vaya a construir la refinería; el resultado del análisis señala que es una zona de alto riesgo”.

“Entonces, si en ese lugar se va aumentar, se va a crecer la infraestructura petrolera con una refinería, desde nuestro punto de vista y lo que dice el estudio, es que es el peor lugar para construir la refinería, porque estaría muy expuesta a estos eventos climáticos extremos, que si impactan muy fuerte, podrían ocasionar o aumentar el riesgo de accidentes, como derrames en esa zona de Tabasco”, apuntó.