Demandan parar obra ecocida

Representantes de 42 comunidades del municipio de Centro y el Comité de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab), pidieron al Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, la cancelación de un cárcamo y una planta de tratamiento de aguas reisiduales, debido a que serán vertidos al río Jolochero, y causarán ecocidio.

Durante la manifestación realizada ayer frente al Palacio de Gobierno, manifestaron que hay contubernio entre el presidente municipal de Centro, Evaristo Hernández Cruz, y el contratista, quienes a toda costa desfogarán las aguas negras al río Jolochero.

“El presidente municipal de Centro, Evaristo Hernández Cruz, ya tenía conocimiento del problema en octubre del 2018. Hasta la fecha no nos ha dado respuesta a nuestra exigencia. Queremos que cancelen la obra”, manifestó Fernando Luis Mayo, representante de comunidades afectadas.

De acuerdo con Carlos Augusto de la Cruz Aguilar, súper intendente de construcción de la empresa Constructora Maluma S.A de C.V., el cárcamo se empezó a construir en julio del 2018, y se culminará dentro de un mes aproximadamente. Se beneficiará a la colonia Constitución y al fraccionamiento La Huerta. También confirmó que la planta de tratamiento de aguas residuales ya existía desde hace 11 años; lo que hicieron fue ampliarla.