Niños de Tabasco en filas de la delincuencia

Violación, secuestro, robo e incluso extorsión son algunos de los delitos donde menores de edad han resultado culpables según reveló la Fiscalía General del Estado (FGE). Tan sólo en este 2018, se estima que más de 65 adolescentes han sido implicados en diversos ilícitos registrados en Tabasco.

El robo de automóviles es uno de los atracos en los que se ha identificado la constante participación de menores de edad, lo cual se ha detectado a través de los aseguramientos y demandas que han identificado las autoridades de la entidad. De acuerdo a las estadísticas del órgano autónomo, hay niños entre los 10 y 16 años que han participado en agresiones sexuales e inclusive en la privación de la libertad de las personas, por lo cual son tratados por especialistas en materia para readaptarlos a su entorno.

Desde el 2012 al 2018, un promedio de 3 mil 335 han sido detenidos por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) al involucrarse en actividades ilícitas. De esta cifra, cerca de 265 permanecen en el tutelar de menores.

A pesar que son menores de edad y que algunos cursan sus estudios en la educación básica o media superior, han participado en delitos como portación de armas, narcomenudeo, abigeato, extracción ilegal de hidrocarburos, violación, extorsión y pederastia. Recientemente, un niño de 10 años agredió a su padre con un arma blanca tras presenciar un acto de violencia en contra de su madre, sin embargo, en este caso el menor de edad fue considerado víctima de los hechos según detalló la Fiscalía General del Estado (FGE).

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), especifica que los menores de edad, a partir de 14 años que sean detenidos por delitos catalogados como graves, podrán ser sujetos a prisión preventiva hasta por cinco meses, hasta que se resuelva si son responsables o no en un juicio.

Se ha registrado que niñas con edad promedio de 13 y 15 años también han formado parte de diversos sucesos, por lo cual también han sido aseguradas por las autoridades. La detención de adolescentes es una medida diferente a la aplicada a los adultos, debido a que tiene un límite máximo de duración y exige una revisión periódica.