Aumento, no afecta INFONAVIT

CIUDAD DE MÉXICO.— El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) aseguró que el aumento del Salario Mínimo General (SMG), que entrará en vigor en enero del 2019, no afectará el monto de los pagos que realicen los trabajadores que se encuentran acreditados.

Mediante un comunicado, el instituto de vivienda señaló que en el caso del saldo de la deuda, éste se actualizará con la Unidad de Medida y Actualización (UMA) en enero de 2019.

El Infonavit recordó que en enero de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto en materia de desindexación del salario mínimo y posteriores modificaciones a la Ley del Infonavit, en las que se establece la UMA como referencia.

De esta forma, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores aseguró que hoy en día existen mejores condiciones para aquellos derechohabientes que tienen un crédito vigente en Veces Salario Mínimo, toda vez que desde 2016, con la creación de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), los incrementos anuales al salario mínimo ya no están indexados al aumento de su deuda.

“Con esta medida, los créditos hipotecarios en VSM quedaron protegidos ante eventuales incrementos al salario mínimo, quedando el ajuste de la siguiente manera: los créditos en VSM se actualizan con lo que resulte menor entre el crecimiento del salario mínimo y el incremento de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), la cual es una referencia económica basada en la inflación”, detalló.

Esta modalidad, que entró en vigor en enero de 2016, ya se aplicó en los créditos hipotecarios durante el incremento salarial de 2016, 2017, y 2018.

De igual manera, agregó, se aplicará en el incremento salarial previsto para 2019, toda vez que la medida protege la economía de los acreditados que anteriormente se vieron afectados por tener indexada la deuda de su crédito a los incrementos salariales.

El día de hoy, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) aprobó un aumento de 88.36 a 102.68 pesos y a 176.72 pesos en algunos municipios de la frontera norte, a partir del 1 de enero de 2019.

11 mmdp a partidos: INE

Este lunes, 17 de diciembre, aprovechando que estamos en época de andar repartiendo el presupuesto de México para el próximo año, el INE aprobó el anteproyecto en el que explican cuanto —y de a cómo— se van a repartir los partidos políticos todo el presupuesto para 2019. Para darse una idea, a nivel nacional, nuestros queridos partidos políticos se van a embolsar 4 mil 965 millones de pesos. A nivel estatal, la bolsa a repartir será de casi 6 mil millones. Pobrecitos.

La servida con la cuchara grande fue aprobada por la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral. A nivel estatal todavía no está lista la repartida del queso, pero los millones de pesos que se llevarán los partidos políticos nacionales ya están publicados.

Lo curioso es que como todavía no se hace 100% oficial que el Partido Encuentro Social perdiera su registro, tuvieron que presentar dos presupuestos distintos: uno en el que sí les dan su dinerito y otro en el que los demás partidos se reparten los recursos que le tocaban a los muchachones del PES. Eso sí, antes de empezar las cuentas —y para apuntar bien el coraje— estos números están basados en una fórmula establecida en la Constitución.


No, lo que están viendo hasta abajo en la imagen no es la suma de lo que recibirán todos los partidos, es el financiamiento de Morena. Los color vino/café/rojo recibirán más de mil 600 millones de pesos para funcionar en el año.

Sus más cercanos “competidores” serán los 900 millones de pesos para el PAN y los 849 millones para el PRI. El Partido del Trabajo es al que menos les toca con sus 371 millones.

Si el PES reviviera de entre los muertos, les tocarían 283 millones de pesos que serían restados equitativamente del presupuesto de todos los demás.

¿Cómo se repartieron estos millones?

Las franquicias postales y telegráficas les tocan a todos los partidos por igual y por la mismita cantidad, así que ahí no hay diferencia. El presupuesto para actividades ordinarias y específicas es donde está lo bueno y ese se reparte de la siguiente manera: el 30% es de forma igualitaria y el 70% es proporcional a la votación obtenida en la más reciente elección de diputados.