Mujeres musulmanas e indígenas históricamente llegan al congreso de EEUU

Las elecciones intermedias en Estados Unidos abrieron un nuevo paradigma en la integración legislativa de este país, pues la diversidad ha sido uno de los temas que más ha destacado entre los triunfos contados. Tal es el caso de las demócratas Deb Haaland y Sharice Davids, quienes se convirtieron en las primeras mujeres indígenas estadunidenses elegidas en el Congreso.

En más de 230 años de historia en el Congreso de Estados Unidos no se había registrado la participación de una representante indígena. Pero este 2018 Sharice Davids —quien contendió por el Partido Demócrata para una representación por Kansas— rompió con los pronósticos de los conservadores.

Activismo y representación
Davids tiene 38 años de edad, es abogada, expracticante de artes marciales mixtas y promotora de los derechos LGBTTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Transexual e Intersexual) —además de que es una política abiertamente gay—.

En el caso de Deb Haaland, la historia también está de su lado. Nativoamericana, Haaland se convirtió en representante de Nuevo México en el Congreso. Con 57 años de edad, es integrante de la tribu de Pueblo Laguna y con alrededor de 60% de los votos, Haaland logró una victoria histórica que le permitió abrirse paso en Washington, en la Cámara de Representantes.

Vale mencionar que Haaland también es una activista comunitaria —en un distrito demócrata— que tiene como objetivo hablar por una comunidad que ha sido relegada en las políticas de la Casa Blanca durante décadas.

El caso de Sharice Davids es similar, pues aboga por los derechos de la comunidad LGBTTTI.

Finalmente, estos resultados representan el avance del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes pues aunque el Partido Republicano mantiene “el control” en el Senado —en lo que consideró una especie de referendo sobre la gestión de Donald Trump— estas cifras son un pequeño avance ante el discurso proteccionista republicano.

POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA, MUJERES MUSULMANAS LLEGAN AL CONGRESO DE EEUU

Un gobernador abiertamente gay, la mujer más joven en la Cámara… y dos congresistas musulmanas. Donald Trump todavía está en el poder, pero parece que algo podría estarse gestando desde el electorado de Estados Unidos.
Pero bueno, aunque en las elecciones intermedias de ayer Trump salió como boxeador inflado (con división dividida) luego de que perdió la Cámara pero se quedó con el Senado… hay señales de un cambio político que, además de augurar que el republicano nomás no la tendrá fácil para seguir haciendo sus loqueras desde la Casa Blanca, indican que a sus políticas manchadas contra las minorías sólo hacen que éstas se hagan más fuertes.

Ejemplo es la llegada al Congreso estadounidense, por primera vez en la historia, de dos mujeres musulmanas. Se trata de Rashida Tlaib e Ilhan Omar, de los partidos Demócrata y Campesino-Laborista, respectivamente. Ambas de Minnesota.

De acuerdo con CNN, Rashida Tlaib logró su escaño con el respaldo de los Socialistas Demócratas de Estados Unidos, un grupo opositor que, además, ahora puede presumir que tiene entre sus filas a la mujer más joven que ha llegado al Congreso norteamericano: la ahora muy popular Alexandria Ocasio-Cortez.

Rashida es hija de inmigrantes palestino y en su CV consta el haber sido la primera mujer musulmana en ocupar un lugar en la Cámara local del estado de Michigan. Como es de suponerse, Tlaib es una crítica férrea de las políticas del presidente Trump… incluso llegando a ser arrestada por hacer lo que muchos desearían: interrumpir uno de los discursos del extravagante presidente.

El caso de Omar es más significativo para estos tiempos en los que Trump le hace el feo a los migrantes, ya que llegó como refugiada hace poco más de 20 años y ahora se posiciona como la primera integrante del Congreso de origen somalí… tomando la estafeta de Keith Ellison, el primer musulmán que fue elegido al para la Cámara.

¿Y cómo fue que llegaron al Congreso? Buenp, Tlaib la tuvo fácil, puesto que se presentó en un distrito en el que no tuvo contrincante. Así, no tuvo ninguna bronca en obtener más del 84% de los votos. Por su parte, Omar logró el 78.4%, imponiéndose a la candidata republicana Jennifer Zielinski, quien apenas consiguió 21,6% de los sufragios… confirmando el pronóstico de analistas, quienes no le veían chance de ganar.