Papá de Meghan no la llevará al altar

Después de tanta especulación y rumores al respecto, ha sido la propia Meghan Markle quien, por fin, confirmó la noticia: su papá no estará en su boda y, por lo tanto, no será él quien la lleve al altar el día de su boda con el príncipe Harry.

Justo el Palacio de Kensington acaba de emitir un comunicado en el que la propia Meghan explica la situación:

“Tristemente, mi padre no asistirá a nuestra boda. Siempre he cuidado de mi padre y espero que tenga el espacio que necesita para concentrarse en su salud”. Me gustaría agradecer a cada uno que ha ofrecido mensajes generosos de apoyo. Por favor, sepan cuánto Harry y yo esperamos compartir nuestro día especial con ustedes el sábado”, se lee en el documento.

Hasta el momento, el mensaje publicado este jueves 17 de mayo ya tiene más de 15 mil likes y ha sido retuiteado más de tres mil veces.

Thomas Markle, papá de Meghan, está hospitalizado desde el miércoles debido a que se sometió a una delicada cirugía de corazón. Según reporta el portal de noticias TMZ, y gracias a ella los cirujanos pudieron solventar una grave obstrucción arterial, así como prevenir futuros problemas circulatorios con la implantación de tres cánulas en las arterias coronarias.

De acuerdo con las declaraciones que ofreció el propio Markle tras salir del quirófano, tendrá que permanecer varios días en el hospital antes de poder retomar su rutina y evitar, a partir de ahora, “emocionarse” más de lo estrictamente necesario.

“Estoy bien, aunque me llevará mucho tiempo curarme del todo. Me quedan unos cuantos días más en el hospital y ahora mismo no se me permite emocionarme mucho. Odio la idea de tener que perderme uno de los momentos más importantes de la historia y no poder llevar a mi hija al altar. Me hubiera gustado formar parte de este momento histórico”, ha asegurado al citado medio.